martes, 8 de diciembre de 2015

Copa Libertadores 1963: Santos Campeón

Santos, bicampeón en 1963.
Parados: Haroldo, Dalmo, Lima, Ismael, Gilmar y Mauro.
Agachados: Dorval, Mengálvio, Coutinho, Almir y Pepe.


En su cuarta edición, la Copa Libertadores de 1963 no tuvo variantes significativas en relación a las anteriores. Una vez más no participaron la totalidad de las federaciones asociadas a la CSF. Venezuela postergó su ingreso a la competencia por cuarta vez y Bolivia en una liga aún semiprofesional no tuvo campeonato y consecuentemente, tampoco un campeón.      
Como en 1962, el país del equipo campeón del año anterior tuvo el derecho a dos representantes. En el 62 fue Nacional de Montevideo el que disfrutó del beneficio y en la ocasión Botafogo de Río de Janeiro, vicecampeón brasileño.


Arriba: Paulistinha, Manga, Jadir, Nilton Santos, Airton y Rildo.
Abajo: Garrincha, Edson, Quarentinha, Amarildo y Zagallo

Los participantes

Santos y Peñarol, los primeros campeones, recibieron en el 63 a uno de los grandes clubes del continente en su primera aparición: Boca Juniors. Luego de los fracasados intentos de San Lorenzo e Independiente era la vez de Boca, los xeneizes. Llegaba como campeón argentino de 1962.
Además, estaba Olimpia de Asunción del Paraguay que ya asomaba como un equipo con tradición en competencias internacionales.
A ellos se sumaron Millonarios de Colombia, Universidad de Chile, Alianza Lima de Perú, Everest de Ecuador, y en participación destacada, Botafogo con Garrincha, Manga, Mario "Lobo" Zagallo o Quarentinha como ejemplo de su potencial futbolístico.

Los 9 del 63


Forma de disputa

En razón que al último campeón se lo recompensaba con ingresar directamente a las semifinales, Santos no jugó la primera fase. El torneo quedó dividido en tres grupos, dos de ellos con 3 equipos y en otro únicamente con Peñarol y Everest. Los primeros de cada grupo compondrían la fase semifinal de la Copa, juntándose a Santos.
De esta manera quedaron en el Grupo 1 Botafogo, Alianza Lima y Millonarios; en el 2 Peñarol y Everest, quedando el 3 conformado por Boca, Olimpia y Universidad de Chile.

El grupo 1

Hay quienes dicen en Brasil que para superar al Botafogo de la época, sólo un equipo como el Santos de Pelé podría ser capaz de hacerlo. El equipo carioca tenía excelentes futbolistas; un gran arquero como Manga, uno de los mejores futbolistas brasileños de todas las épocas como Garrincha y el multiplecampeón mundial Mario Zagallo, por citar tres de los más ilustres nombres.
Como era de esperar, Botafogo no tuvo problemas en quedar primero en el grupo ganando tres partidos ya que el último ante Millonarios lo ganó por w.o, debido a que los colombianos abandonaron. En Lima venció a Alianza 1-0 y lo volvió a superar en Río de Janeiro por 2 a 1. En Bogotá le ganó al conjunto colombiano por 2 a 0.

El grupo 2

Everest, el club que dio al fútbol a Alberto Spencer
Se resumió a dos partidos entre el debutante Everest de Ecuador y Peñarol, con total favoritismo para los uruguayos. Dos amplias goleadas de 5-0 en Guayaquil y 9-1 en el Centenario de Montevideo confirmaron las diferencias entre uno y otro. Apenas como anécdota de la participación de los ecuatorianos, quedó su presentación a América del club que vio nacer futbolísitcamente, por coincidencia, a uno de los mayores ídolos de Peñarol: Alberto Pedro Spencer.

El grupo 3

Boca Juniors no tuvo un buen debut, debió enfrentar al difícil Olimpia en Asunción y cayó por 1 a 0. Días más tarde se tomaría la revancha en La Bombonera superando a los paraguayos por 5 a 3. Dos triunfos ante Universidad de Chile, 1 a 0 en Buenos Aires y 3 a 2 en Santiago, lo depositarían en semifinales.

Las Semifinales

Boca 63
Un clásico rioplatense entre Peñarol y Boca Juniors y otro brasileño entre paulistas y cariocas fue lo que determinó el fixture.
Boca, que contaba con un gran equipo con jugadores como el brasileño Paulo Valentim, Rattín, Sanfilippo o Angel Clemente Rojas, se impondría en dos apretados encuentros.
Los xeneizes salieron victoriosos de Montevideo 2-1 con dos goles de Valentim, anotando Pedro Rocha para los aurinegros.
En La Bombonera el equipo argentino ganó con gol de José Sanfilippo. Boca en su primera incursión sudamericana estaba en la final.
El encuentro entre Santos de Pelé y Botafogo de Garrincha fue muy esperado entre los brasileños. Tratábase de los dos mejores equipos del país, llevando al campo de juego la vieja rivalidad entre paulistas y cariocas. Eran campeón y vice.




Botafogo llegó a soñar. Sacó un importante empate 1 a 1 en su visita al estadio Pacaembú, donde los santistas jugaron de local. La revancha en Maracaná fue un castigo para los cariocas y un festival para los santisas. Pelé no dejó lugar a discusión. Marco 3 goles. Hubo tiempo de otro de Lima, 4-0 contundente y Santos nuevamente en la final.

La Primera Final

El primer gran duelo entre Santos y Boca fue en el estadio Maracaná. En media hora de partido, los brasileños ya habían dado una muestra de lo que eran capaces de hacer dentro de un campo de juego. Coutinho en dos ocasiones y Lima, habían establecido un categórico 3-0 en el placar del estadio. Pero Boca tenía un equipo fuerte, rebelde y también con talento como el de José Sanfilippo. El delantero boquense pudo anotar dos veces, sobre el final del primer tiempo y también sobre el final del segundo, atenuando la derrota de su equipo a un 2-3.

Santos bicampeón

En La Bombonera no había espacio para un alma. Totalmente repleto, el mítico estadio del tradicional barrio porteño estalló apenas comenzado el partido. Sanfilippo una vez más, al minuto de juego, puso en ventaja a los argentinos. La reacción de Santos no demoró, a los 5 minutos Coutinho empató. Boca necesitaba ganar, sin embargo, todavía para su mal estaba Pelé. El crack santista terminó con las especulaciones faltando 8 minutos para el final del partido.
Una vez más, Santos resultaría un incontestable campeón.

Imagen del encuentro entre Santos y Boca.

El campeón

Fue una época donde el volumen de transferencias de futbolistas era bastante escaso. Normalmente los equipos mantenían por varios años a sus jugadores y sus hinchas prácticamente recitaban de memoria las formaciones. Algo impensado en la actualidad. Santos pudo disfrutar de sus grandes figuras durante varios años.
En el 63 se mantuvo la base del equipo que había ganado el campeonato Paulista, el campeonato brasilero y la Libertadores. Contó nuevamente con el brillo inigualable de Pelé y con los grandes talentos de Coutinho y Pepe y en el arco a uno de los mejores goleros de la historia de Brasil: Gilmar. Lula siguió siendo el técnico.

Destacados de la Copa del 63

En una época de grandes estrellas en el fútbol sudamericano, la Copa Libertadores tomó magnitud con relevantes futbolistas entre los clubes participantes.
- Santos con Pelé exime de otros comentarios.


Sanfilippo con 7 goles
fue el goleador de la Copa del 63


-Boca tuvo al emblemático Antonio Ubaldo Rattín, su gran capitán; Angel Clemente Rojas y su gran habilidad, además del goleador de la Copa: José Sanfilippo con siete tantos.

- Everest es un club que en 2013 está afiliado a la Liga del Guayas. Su nombre está vinculado al de la mayor estrella de todos los tiempos del fútbol ecuatoriano y una de las mayores de sudamerica: Spencer. El origen futbolístico de Alberto Pedro Spencer fue en el club de la ciudad de Guayaquil. En sus filas también estuvo vinculado Enrique "Maestrillo" Raymondi, goleador de la Copa del 62 defendiendo a Emelec. Raymondi jugó en Everest en 1968.
- Paradojalmente, Spencer, en el partido jugado en el estadio Centenario de Montevideo ganado por 9 a 1 por Peñarol ante Everest, le hizo 5 goles a su ex-club.


Fuentes de consulta:
youtube.com
Archivo particular
historiadeboca.com.ar
rsssf.com