sábado, 11 de abril de 2015

Campeonato Sudamericano 1926: Uruguay Campeón


URUGUAY, campeón Sudamericano de 1926.
De pie: Andrés Mazali, Emilio Recoba, Lorenzo Fernández, Fausto Batignani, José Vanzzino y José Nasazzi.
Agachados: Santos Urdinarán, Héctor Scarone, René Borjas, Héctor Castro, Zolilo Saldombide y José L. Andrade.

URUGUAY
En 1926 el seleccionado uruguayo obtuvo su sexto título en diez ediciones del Campeonato Sudamericano (hoy Copa América) al consagrarse campeón en los desaparecidos Campos de Sports de Ñuñoa, en la capital chilena. Brasil que tenía hasta ese momento dos conquistas, no participó del campeonato, una vez más envuelto en diferencias políticas de su federación. Las veces anteriores las disputas intestinas apenas debilitaron el poderío de la selección brasileña, en la ocasión, directamente imposibilitaron su presencia en la mayor competencia de selecciones a nivel continental. En cambio, el Sudamericano del '26 sirvió para el debut de Bolivia que junto a Uruguay, Argentina, Paraguay y Chile, compitieron por el título de campeón.


Todos contra todos

La forma de disputa del Sudamericano se mantuvo como en las ocasiones anteriores, vale decir en formato de liga, enfrentándose todos contra todos, por puntos.
El campeonato tuvo como sede el estadio de los Campos de Sports de Ñuñoa, un complejo polideportivo ubicado en las cercanías en donde actualmente se erige el Estadio Nacional. Contaba con capacidad para 20.000 espectadores.

Buena campaña chilena

David Arellano, con 7 goles, fue
el máximo artillero del Sudamericano del 26
Un 12 de octubre de 1926, Chile en su carácter de organizador y Bolivia como debutante absoluto, tuvieron el privilegio de inaugurar el campeonato. Los anfitriones que no habían logrado realizar buena campañas en los sudamericanos anteriores, aprovecharon la condición de locatarios y la mayor experiencia para golear a los bolivianos.
El ídolo local Guillermo Subiabre que ya se había destacado en otras oportunidades, encontró un socio ideal en David Arellano (con el paso del tiempo, otro legendario futbolista chileno) que ante los bolivianos fue determinante para el abultado resultado: marcó 4 goles. Chile también goleó a Paraguay y con el honroso empate con Argentina terminó en el tercer puesto de la competencia, realizando hasta ese entonces su mejor campaña.


Todos los resultados

Clásico Rioplatense Celeste

René Borjas
Como era de esperar, debido a la disparidad de fuerzas, Uruguay y Argentina como candidatos naturales a conquistar el título, protagonizaron el partido que definió al campeón. Aquel que lograse la victoria en el clásico del Río de la Plata tendría una chance mayor de sumar un nuevo lauro. El equipo celeste se impuso sobre el argentino dando el gran paso para la nueva conquista uruguaya. Con 22 minutos de juego, el futbolista del Montevideo Wanderers, René Borjas, puso en ventaja a Uruguay. En el segundo tiempo, el legendario Héctor "El Manco" Castro cerró el resultado en favor de los futuros campeones.


Posiciones finales

Uruguay campeón

Entrenado nuevamente por Ernesto Fígoli, el equipo uruguayo contó con una base de futbolistas con experiencia pero también abrió paso a nuevas figuras. Un ejemplo fue el debut de Héctor Castro, apodado el "Manco" debido a que en su juventud había perdido parte de un brazo con una sierra eléctrica, gran ídolo del Club Nacional de Fútbol y del propio fútbol celeste.

Chile y Uruguay ingresan a la cancha del Campo de Sports de Ñuñoa

La oncena base de Fígoli estuvo integrada por Fausto Batignani; José Nasazzi y Emilio Recoba; José Leandro Andrade, Lorenzo Fernández y José Vanzzino; Santos Urdinarán, Héctor Scarone, Ángel Romano, Héctor Castro y Zoilo Saldombide.


Fuentes de consultas:

rsssf.com (sobre documento de Martín Tabeira)
Confederación Sudamericana de Fútbol en Facebook.