miércoles, 26 de octubre de 2016

Copa Conmebol 1998: Santos Campeón


Santos, campeón de la Copa Conmebol 1998.
De pie: Zetti, Narciso, Anderson Lima, Claudiomiro, Jean y Marcos Basílio.
Agachados: Athirson, Alessandro, Viola, Lúcio y Eduardo Márques.


La Copa Conmebol de 1998, como en la mayoría de las ediciones anteriores, volvió a descubrir al fútbol sudamericano clubes con escasa participación internacional. En decadencia, con poco interés de parte de los grandes clubes de Argentina, Uruguay y Brasil; la competencia le ofreció la posibilidad de destacarse a equipos de clubes de menor popularidad. Así fue que se produjo el debut internacional de Huracán Buceo de Uruguay, Sampaio Correa y América de Río Grande del Norte, ambos de Brasil; y el Deportes Quindío de Colombia. También tuvo como protagonistas a Rosario Central y Atlético Mineiro, ambos campeones en años anteriores. El famoso Santos de la histórica Vila Belmiro, una vez más disfrutó de una conquista continental venciendo en la final a Rosario Central.

Participantes:



Primera Fase Eliminatoria

Con el principal criterio de la proximidad geográfica para armar las llaves eliminatorias, quedaron conformados los 8 enfrentamientos de la primera etapa de la Copa Conmebol del 98. Atlético Mineiro, Santos y Rosario Central partieron como favoritos para llevar la copa a sus vitrinas.


Tras los partidos disputados, se puede afirmar que no hubo sorpresas. Tal vez lo más destacado fueron los apremios que debieron soportar los principales candidatos a campeón. Los brasileños siguieron adelante en la definición por penales y el equipo rosarino aguantando el asedio del rival.

Acción correspondiente al encuentro
entre Gimnasia de La Plata y Wilstermann
La primera fase dejó junto a los clasificados a futbolistas con rendimientos destacados: el uruguayo Carlos María Morales con sus goles para la Liga Deportiva Universitaria de Quito, el arquero argentino Rubén Del Olmo como protagonista en la definición por penales que le permitió al Wilstermann eliminar a Gimnasia y Esgrima, Lincoln como constructor del juego de Atlético Mineiro, Paulo Roberto con su presencia goleadora para el Sampaio Correa de Maranhão, el volante Marcelo Cristaldo con su firmeza para marcar y capacidad de desdoble para presentarse en el arco rival, el irreverente Viola con sus goles para el Santos, Marcelo Carracedo organizando el mediocampo de Rosario Central y Carlos Rodas siempre creando preocupación para las defensas rivales del Deportes Quindío.



Cuartos de Final

Sampaio Correa, equipo brasileño
del Estado de Maranhão
Con menos dificultad que en la fase anterior, los favoritos siguieron su camino casi sin sobresaltos hacia las semifinales. Santos despejó todas las dudas en la revancha en la Vila Belmiro cuando superó con amplitud a la LDU. Atlético Mineiro  no le dio chances al Wilstermann, ganándole en Cochabmba y Belo Horizonte. Rosario Central también eliminó a Huracán Buceo con dos triunfos, primero en el estadio Campus Municipal de la ciudad de Maldonado donde Huracán ofició de locatario y luego en el Gigante de Arroyito. El otro semifinalista de una forma y otra sería una sorpresa. Sampaio Correa pudo más que el Quindío en el enfrentamientos entre novatos, logrando una histórica clasificación.


Semifinales

Con tres equipos brasileños y uno argentino, el paso previo a la gran final puso a Santos y Sampaio Correa por un lado y al Atlético Mineiro con Rosario Central por el otro.

Santos y el peso de la historia

Adil, delantero del Santos
que asomó en la Copa Conmebol del 98
El meritorio equipo de la ciudad de São Luis do Maranhão hasta llegó a empatarle al legendario Santos en su estadio de Vila Belmiro. Sin embargo, después del heroico 0-0, jugando en el estadio Castelão, Santos estableció las reales diferencias entre uno y otro. El equipo de la ciudad portuaria del estado de San Pablo apabulló al local con un abultado 5-1.
Sampaio Correa alimentó la ilusión de sus fanáticos poniéndose en ventaja por intermedio de Iván. Resultó ser el principio del fin. Santos, en una espectacular reacción, anotó tres goles en cinco minutos: primero Lúcio, luego el zaguero Argel y en seguida Eduardo Márques; liquidaron con el entusiasmo de los locales. Todavía, hubo tiempo suficiente para redondear la goleada. Adiel marcó el cuarto gol y Viola el quinto. Una vez más, el gran Santos estaría en una final de una competencia continental.

Mineirazo Canalla

Darío Scotto, el delantero de
Rosario Central le anotó al
Atlético Mineiro en el partido de ida
El encuentro de ida entre Rosario Central y Atlético Mineiro se desarrolló en el estadio mundialista el "Gigante de Arroyito", en la ciudad de Rosario. Argentinos y brasileños empataron 1 a 1 con goles de Darío Scotto para los "canallas" y de Bruno para el equipo de Belo Horizonte, pudiéndose considerar que Atlético pasaba al partido revancha con una pequeña ventaja.
Sin embargo, Rosario Central con un gol de Marcelo Carracedo se adjudicó un triunfo sensacional de visitante en pleno estadio Mineirão. Con el triunfo 1-0, los argentinos quedaron calificados para enfrentar al Santos en la final de la Copa Conmebol de 1998.


Las Finales

Santos en ventaja

Claudiomiro, el héroe
del partido de ida
Un gol del defensor Claudiomiro sobre la media hora de juego cobró un valor fundamental para el título del Santos. Los noventa minutos igualados en 0 a 0 del partido revancha en Arroyito le otorgaron el valor agregado. El gol de Claudiomiro fue el que hizo al Santos nuevamente campeón en Sudamérica.
En el estadio Urbano Caldeira (nombre oficial de Vila Belmiro), el entrenador del local, el ex arquero Emerson Leão, formó a su equipo con Zetti; Anderson Lima, Jean, Claudiomiro y Athirson; Marcos Basílio, Narciso, Eduardo Márques y Lúcio; Viola y Alessandro.
Rosario Central, dirigido por Edgardo Bauza; alistó a José María Buljubasich; Darío Marra; Germán Gerbaudo, Maximiliano Cuberas y Juan Ramón Jara; Javier Capelletti, Cristian Daniele, Hugo González y Marcelo Carracedo; Walter Gaitán y Darío Scotto. Santos se fue para Rosario con la ventaja de 1-0.

Empate y título santista

Con el ingreso de Germán Rivarola por Capelletti y el de los delanteros Rafael Maceratessi y Sebastián Coronel por Carracedo y Scotto -ambos expulsados en Brasil- respectivamente, Rosario Central fue en busca de una nueva hazaña en el marco de la Copa Conmebol. Emerson Leão también debió promover variantes obligadas por las expulsiones del encuentro de ida de Viola y Jean. Para el lugar del delantero, Leão optó por Fernándes y por el zaguero lo hizo por Sandro. Además, Élder ingresó en el lugar de Lúcio.
Santos soportó la enorme presión del rival y sus simpatizantes. Rosario Central impulsado por su numerosa hinchada golpeó continuamente la puerta del arco del Santos sin poder abrirla. El 0-0 de final dejó en claro el valor del gol de Claudiomiro en la Vila Belmiro.
Paradojalmente, el club que vio a su equipo de los años 60 encantar al mundo con su juego ofensivo de talento y habilidad, festejó un nuevo título de campeón, defendiendo con uñas y dientes.

El siguiente video nos muestra incidencias del encuentro decisivo y el festejo de los santisas:



Fuentes de consultas:

Revista Placar
Revista El Gráfico
rsssf.com
acervosantista.com.br