miércoles, 29 de julio de 2015

Copa Conmebol 1999: Talleres Campeón

Talleres de Córdoba campeón de 1999.
Parados: Gustavo Lillo, Julián Maidana, Mario Cuenca, Cristian García y Adrian Ávalos.
Agachados: Silvio Suárez, Cristian Pino, Rodrigo Astudillo, Ricardo Silva, Manuel Santos Aguilar y José Luis Marzo.
DT: Ricardo Gareca.

La Copa Conmebol de 1999 fue la última vez en que se puso en disputa. Tras siete años en los cuales la competencia organizada por la Confederación Sudamericana de Fútbol no logró conquistar al público, ya agonizante, y sin el interés de los grandes clubes del continente, llegó a su fin.
De todas formas, su realización, sirvió al menos para que muchos clubes pudieran mostrarse internacionalmente. Talleres de Córdoba supo aprovechar la circunstanica. El equipo argentino coronó su rica historia con un título fuera de sus fronteras.

Eran 16, quedaron 14

El formato de la competencia siempre se mantuvo uniforme en los años en que se jugó la Copa Conmebol: 16 clubes emparejados en series eliminatorias hasta alcanzar la final. En 1999 los representantes uruguayos fueron el Club Altético Rentistas y el Club Atlético River Plate, ambos de la ciudad de Montevideo. Los dos recusaron participar de la última edición, motivo por el cual la organización decidió, siguiendo el calendario original, que el vencedor de Rosario Central y Deportes Concepción saltase la fase siguiente, pasando directamente a semifinales.
Los 16 clubes que en un principio se encontraban habilitados para participar en el 99 son los exhibidos en la siguiente tabla:


Primera Fase

La primera fase u octavos de final de acuerdo a la cantidad de participantes y al formato de la competencia, tuvo a los emparejamientos siguiendo el criterio de la proximidad geográfica. En prácticamente todas las series los vencedores salieron luego de luchas muy equilibradas. De hecho, hubo cinco enfrentamientos que se dilucidaron mediante ejecución de tiros penales. Apenas São Raimundo de Manaos y Deportes Concepción de Chile salvaron sus escollos al cabo de los encuentros de ida y vuelta, sin necesidad de otra instancia.
Resultados:



En una Copa con pocos futbolistas de renombre, igualmente varios lograron destacarse al término de los octavos de final.
- Missinho fue de los grandes argumentos ofensivos del Centro Sportivo Alagoano (CSA) para que el equipo del norte brasileño lograse llegar a la final. Missinho con sus goles fue decisivo y culminó la Copa del '99 como uno de los goleadores con cuatro tantos anotados.
- Ruberth Morán, de reconocida trayectoria en la selección de Venezuela, ayudó al Estudiantes de Mérida a eliminar al Quindío de Colombia.
- Marcelo Araxá fue el otro máximo goleador de la Conmebol de 1999 defendiendo al São Raimundo.
- El arquero peurano Jhonny Vegas se destacó a lo largo de su carrera por sus goles. Ante el Deportivo Cuenca anotó sobre la hora el gol del empate de visitante del Sport Boys.
- Habilidoso volante e ídolo del Paraná Clube, Carlos Alberto Días colaboró para el histórico triunfo de su equipo ante San Lorenzo de Almagro.
- José Luis "El Loco" Marzo fue figura desequilibrante con juego y goles a favor de Talleres de Córdoba. Fundamental en la remontada ante los bolivianos del Independiente Petrolero.
- Luis Guajardo resultó clave para la meritoria clasificación del equipo chileno ante Rosario Central. Guajardo anotó en los dos encuentros.



Cuartos de Final

Debido a la deserción de los equipos uruguayos quedó establecido por parte de la organización que Concepción al no tener rival, pasase directamente a las semifinales. Por tal motivo, los cuartos de final fueron compuestos por sólo tres enfrentamientos.
Resultados:


- CSA logró clasificar a las semifinales con un buen triunfo jugando de local en Maceió, capital del estado brasileño de Alagoas.El zaguero central Márcio Pereira, de extensa trayectoria en diversos clubes del ascenso, fue figura clave de su equipo señalando dos goles ante los venezolanos.
- Delmo es uno de los más grandes ídolos del São Raimundo de Manaos. En 1999, con el talento de Delmo como aliado, el club vivió una de sus mejores etapas de su historia, no siendo superada hasta el presente.
- Ricardo Silva se destacó en Talleres y no sólo lo hizo ante el Paraná, al que le marcó el gol en el partido de ida; sino en toda la Copa.


Semifinales

Siguiendo los criterios de la proximidad geográfica, los dos equipos brasileños semifinalistas constituyeron una de las series. La otra quedó compuesta por el choque entre chilenos y argentinos.

Empate agónico y victoria por penales

Fábio Magrão
El enfrentamiento entre el CSA de Alagoas y el São Raimundo de Amazonas tuvo una emotiva definición. En el partido de ida, São Raimundo que ofició de locatario, venció por 1-0 con gol de penal convertido por Marcos Luis.
En la revancha en Maceió, CSA consiguió absorber la ventaja y en los 90 minutos de juego se impuso por 2-1. Un resultado logrado de forma agónica. Fábio Magrão abrió el marcador para los locales pero seis minutos más tarde Marcelo Araxá alcanzó el empate. Recién en los últimos 60 segundos CSA pudo empujar la definición para los penales gracias al gol conquistado por Missinho. Allí, el equipo alagoano tuvo mayor efectividad ganando por 5-4.


Media inglesa cordobesa

Ricardo Gareca
Talleres obtuvo una ventaja que supo conservar en su visita a Chile jugando el Estadio Chateau Carreras (oficialmente denominado Mario Kempes). Con apoyo masivo de sus seguidores, el equipo cordobés superó al CSA de forma justa, pero suficiente para viajar a jugar por un empate para quedarse con el título de campeón.
Pedro González sorprendió a los cordobeses poniendo en ventaja al Deportes Concepción. En el segundo tiempo se produjo una gran reacción de los dirigidos por Ricardo Gareca y primero Julián Maidana y luego Nicolás Oliva, revirtieron el resultado para el 2-1 final.
En tierras chilenas, Talleres aumentó la ventaja al ponerse arriba en el marcador mediante un gol anotado por Rodrigo Astudillo. Si bien Mauricio Illesca empató faltando todavía 30 minutos para el término del partido, la defensa cordobesa prevaleció hasta el final, sosteniendo el empate 1-1 que le dio a Talleres el pase a la final.

Finales

Estadio Rei Pelé de Alagoas. Fue el palco de la primera final

CSA con goleada

Con más de 30.000 personas apoyando al equipo, el Centro Sportivo Alagoano fue a la búsqueda de un resultado que le permitiera viajar a Córdoba con una ventaja apreciable. Dirigido por Otávio Oliveira, CSA formó con: Veloso; Mazinho, Márcio Pereira, Jivago y Williams; Roberto Alves, Leo, Fábio Magrão y Bruno Alves; Missinho y Mimi. Gareca puso en la cancha una oncena conformada por Mario Cuenca; David Díaz, Julián Maidana, Cristian García y Silvio Suárez; Cristian Pino, Andrés Cabrera, Manuel Santos Aguilar y Ricardo Silva; Rodrigo Astudillo y José Luis Marzo.
La presión inicial de los locales tuvo éxito inmediato. A los tres minutos de juego, Missinho en un día de gran inspiración personal, anotó el primer gol del encuentro. Con 15 minutos Fábio Magrão marcó el segundo. Talleres reaccionó y tres minutos más tarde logró descontar con gol de Aguilar.
Sobre el final del primer tiempo y al comienzo del segundo, Missinho señaló dos goles más para el CSA, ampliando la ventaja a un resultado de 4-1. Los alagoanos obtenían de esa manera la diferencia soñada para viajar a Córdoba. Sin embargo, a cuatro minutos del término del partido, Astudillo disminuyó la ventaja, cerrando el encuentro con un 4-2 que les daba posiblidades a los dos para la revancha en el Chateau Carreras.

Talleres con el último aliento

Festejo cordobés

A Talleres lo único que le quedaba hacer era llegar a un resultado favorable por tres goles de diferencia. La única manera que el equipo del "Tigre" Gareca tenía para alcanzar su primer título internacional de su historia sin forzar una definición por penales.
El entrenador dispuso de algunos cambios en la integración de la oncena respecto al primer partido. Salieron Suárez; Pino, Cabrera y Marzo e ingresaron Gabriel Roth, Adrián Ávalos, Horacio Humoller y Darío Alberto Gigena. Otávio Oliveira apenas sustituyó a Roberto Alves por Ramón.
Silva y Gigena dieron alas a la ilusión cordobesa con dos goles. El segundo faltando 15 minutos para terminar el partido. Quince minutos de tensión y de una larga agonía de la parcialidad de Talleres. Cuando todo hacía prever una definición por penales, Julián Maidana entró para la historia grande de los "Tallarines" anotando en el minuto 90 el gol de la victoria. Talleres llegó al 3-0 que necesitaba y de manera hazañosa conquistó la última Copa Conmebol.

Video con el gol de Maidana:



Fuentes de consultas:

Revista Placar
rsssf.com
manchaazul.com.br
talleresdecordoba.com.ar