jueves, 10 de diciembre de 2015

Copa Libertadores 1965: Independiente Campeón

Independiente, bicampeón en 1965.
Parados: Juan C. Guzmán, Roberto Ferreiro, David Acevedo, Rubén Navarro, Elbio Ricardo Pavoni y Miguel A. Santoro.
Agachados: Raúl Bernao, Osvaldo Mura, Vicente De la Mata (h), Roque Avallay y Raúl A. Savoy.

Independiente, si bien es cierto con la gran ventaja de ingresar en semifinales y consagrarse campeón en tan sólo 4 juegos, ejerce su reinado en América y comienza a proyectarse mundialmente a través de la Copa Libertadores de América.


La Copa del 65

A excepción de Colombia que no tuvo representante, las otras 9 federaciones presentaron sus equipos en la primera vez que se utilizó el nombre de Copa Libertadores de América en lugar del de Copa de Campeones de América.
Nuevamente, Boca, Independiente, Santos y Peñarol, dominadores de las primeras ediciones, se juntaron en la disputa de la Copa.

Los Participantes


Diez equipos de nueve países entraron a la Copa en búsqueda del título, aunque sin dudas había 4 claros favoritos.
Ni Olimpia ni Cerro Porteño representaron a Paraguay. El campeonato nacional del año 1964 fue ganado por Guaraní de Asunción, motivo por el cual el equipo aurinegro jugó la Copa desbancando a los dos grandes.

esc independiente
Independiente
boca
Boca Juniors
esc peñarol
Peñarol
santos
Santos
u de chile
Universidad de Chile
guarani
Guaraní
galicia
Deportivo Galicia
the strongest
The Strongest
dep quito
Deportivo Quito
universitario
Universitario


Forma de disputa

En la Copa de 1965 se mantuvo la fórmula de años anteriores de 3 grupos con 3 clubes cada uno. De cada grupo el primero continuó en la competencia entrando en fase semifinal donde se sumó Independiente como último campeón.

Grupo 1 (Boca Juniors ARG, The Strongest BOL y Deportivo Quito ECU)

Indiscutiblemente Boca Juniors surgía como el gran favorito a ganar el grupo. Y el equipo argentino no defraudó, pasó sin dificultades a las semifinales venciendo los cuatros partidos jugados ante The Strongest y Deportivo Quito.
De local, superó goleando a los ecuatorianos por 4-0 y al los bolivianos 2-0. En la altura tanto de La Paz como de Quito, enfrentó la consabida dificultad de adaptación de los que vienen del llano. Sin embargo, su gran poderío futbolístico le permitió volver a Buenos Aires con dos nuevos triunfos: 2-1 en Quito y 3-2 en La Paz.

Grupo 2 (Santos BRA, U. de Chile CHI y Universitario PER)

ude chile
U. de Chile
Como Boca, Santos confirmó su condición de favorito al pasar de fase sin perder puntos. El equipo de Pelé derrotó en forma ajustada de local a los chilenos por 1-0 y a los peruanos por 2-1. De visitante sumó dos nuevos triunfos, 5-1 ante Universidad de Chile y otra vez 2-1 a Universitario.
Chilenos y peruanos se ganaron de local. La U. de Chile con goleada de 5-2 y Universitario 2-1.



Grupo 3 (Peñarol URU, Guaraní PAR y Deportivo Galicia VEN)

El campeón uruguayo no la tuvo tan fácil como los otros favoritos. De local venció a los dos rivales por el mismo resultado de 2 a 0.
De visitante Peñarol ya no tuvo el mismo rendimiento. Empató 0-0 con Deportivo Galicia en los 90 minutos aunque tiempo después se le adjudicó el triunfo por 2-0 por parte de la Conmebol debido a que los venezolanos incluyeron un futbolista inhabilitado (Roberto Leopardi).

j.g.gonzalez
J.G. González
En Paraguay, Guaraní alcanzó hasta ese entonces, una de sus victorias más significativas al vencer a Peñarol. Con goles de Juan Graciano González y Fabián Muñoz, descontando Pedro Rocha para los uruguayos, el equipo paraguayo sólo no pasó de fase porque la CSF le dio por ganado a Peñarol el partido con Deportivo Galicia. En el saldo de goles los uruguayos tuvieron la diferencia que los puso en las semifinales.


Las Semifinales

Dos grandes clásicos aumentaron el prestigio y el interés por la Libertadores del 65: Independiente y Boca por un lado y Santos con Peñarol por el otro. Y como era de esperar, con intensas emociones mediante, los clasificados a la gran final sólo se conocieron después de tres titánicos encuentros en ambos casos.

Con goles de Mario Rodríguez y Mura, Independiente salió en ventaja de Avellaneda para la revancha en La Bombonera. El reglamento establecía en la Copa del 65 que se clasificaba aquel equipo que sumara más puntos al término de los dos partidos. En caso de empate, se jugaría un tercer encuentro y si éste terminaba empatado, recién entonces se contabilizaba el saldo de goles. La ventaja obtenida en Avellaneda acabó siendo decisiva.

bica 65
Boca en 1965
Boca Juniors fiel a su historia no se amilanó por el resultado adverso del primer partido y fue en busca de un triunfo que le permitiera forzar un tercer y decisivo encuentro.
Con gol de "El Tanque" Alfredo Rojas, los xeneizes se impusieron y trasladaron al estadio de River la expectativa para conocer el finalista.
En el desempate, en un partido cerrado, el 0-0 premió al equipo de Avellaneda que tenía un gol más que Boca en el saldo final. Independiente de esa manera entraba a la final en búsqueda del bicampeonato.

Santos y Peñarol escribieron una página inolvidable en la historia de la Libertadores. Fueron tres partidazos, incluyendo uno con 9 goles y 6 remates devueltos por los postes del arco.
El 25 de marzo de 1965, santistas y carboneros jugaron un partido espectacular que para muchos ha sido el mejor de la historia de la Copa. Santos venció a Peñarol 5 a 4 con dos goles de Pelé, dos de Dorval y uno de Pepe; Rocha (2), José Sasía y Héctor "Lito" Silva anotaron para los uruguayos.
Apenas tres días después, en el estadio Centenario, se volvieron a enfrentar en otro recordado encuentro. Peñarol logró un triunfo sensacional derrotando a Santos por 3 a 2. Dos goles de "Lito" Silva y uno de Sasía para los aurinegros, Pepe y Coutinho para los brasileños, redondearon la victoria de los uruguayos.

joya
Juan Joya
Al ser de nacionalidades diferentes, el tercer partido debería disputarse en suelo neutral. Así fue que la definición de la semifinal se trasladó a Buenos Aires. En el estadio Monumental de Núñez Peñarol logró la hazaña. Sin Spencer -el mayor goleador histórico de la Copa- el equipo uruguayo contó con el talento de Joya y Sasía para alzarse con la victoria. El gol de Pelé que conformó el 2-1 final, sólo sirvió para distanciar más al astro brasileño en la artillería del torneo.
Después de vencer dos veces consecutivas al extraordinario equipo del Santos, Peñarol no dejó dudas en cuanto a la justicia de su clasificación a la final.
El campeón uruguayo mantenía de esa forma la ilusión de consagrarse como el primer tri-campeón de la Libertadores. Lo esperaría Independiente...


Las Finales

En Avellaneda, Independiente dio el primer paso. Faltando menos de diez minutos para el término del encuentro, Bernao quebró la resistencia uruguaya y le otorgó la ventaja a su equipo.
En Montevideo, Peñarol con goles de Néstor Gonçálves, Reznik y Rocha, apabulló a Independiente entre el primer tiempo y el primer minuto del segundo. A los argentinos les restó luchar los 44 minutos restantes para tratar de achicar la diferencia. Lo hicieron por intermedio de Vicente De la Mata (h) cuando apenas quedaban dos minutos para terminar el partido; 3-1 y la ventaja pasó del lado de los uruguayos con vistas a la gran final.



El video emitido por el canal argentino TyC Sports muestra algunas facilidades que Independiente encontró en la final jugada en el estadio Nacional de Santiago de Chile.
La descripción realizada por el periodista Diego Bonadeo agrega detalles del triunfo de los rojos. La característica fortaleza defensiva de Peñarol fue arrollada por el rápido y demoledor ataque de Independiente. Pérez en contra, Bernao, Roque Avallay y Osvaldo Mura, sumaron los 4 goles que cosechó el equipo argentino. Joya señaló para Peñarol el llamado "gol de la honra".
Con el triunfo, Independiente abrazó la segunda Copa Libertadores de su historia...pocos años más tarde llegarían los títulos en cadena hasta convertirse en el "Rey de Copas"...

El Campeón

Manuel Giúdice armó un equipo ofensivo que le permitió como entrenador disfutar de su segundo título de campeón. Para ello contó con futbolistas de innegable calidad como Bernao y Savoy, además del olfato de gol de Roque Avallay.
Osvaldo Mura que alternaba en el equipo titular, entró para la historia del rojo con el golazo anotado en la final. Todos nombres de un gran ataque que caracterizó al campeón.
En el último partido ante Peñarol en Chile, Giúdice puso en campo a Santoro, Acevedo, Ferreiro, Decaría, Navarro, Mura, Bernao, Guzmán, De la Mata (h), Savoy y Avallay.
Otros futbolistas que jugaron los encuentros anteriores como titulares fueron Elbio Ricardo Pavoni, Paflik, Suárez y Mario Rodríguez.



Destacados de la Copa del 65


lito
A Héctor "Lito" Silva le tocó enfrentar una enorme responsabilidad. Lesionado, Alberto Spencer no participó de la Libertadores del 65. Lito Silva ocupó su lugar y con goles y juego de calidad se metió en el corazón de los hinchas aurinegros. Su participación en los partidos ante el Santos de Pelé resulta memorable.

Los encuentros con el Santos no sólo revelaron el talento de Lito Silva. El legendario arquero Ladislao Mazurkiewicz había debutado en Racing del barrio Sayago de Montevideo sustituyendo a Roger Bernardico con tan sólo 17 años. En 1965 y con 19 de edad, entró para la historia de Peñarol defendiendo el arco en la semifinal ante el Santos de Pelé en el estadio Monumental de Núñez.

Ondino Viera, técnico uruguayo que dirigió la selección de su país, en la Copa del 65 fue el entrenador de Guaraní de Asunción.

La Copa del 65 tuvo el debut de cuatro equipos: Deportivo Quito, The Strongest, Guaraní y Deportivo Galicia.

Roque Avallay goleador de Independiente, en 1973 agregaría otra pagína inmortal a su carrera futbolística. Fue el delantero central del magnífico equipo de Huracán de Parque Patricios campeón argentino, dirigido por César Luis Menotti.

El goleador del torneo fue Pelé. El astro brasileño anotó 8 goles.


Fuentes de imágenes:
Archivo particular
Revista El Gráfico
Diario ABC Color de Paraguay
You Tube
Wilkipedia