lunes, 7 de diciembre de 2015

Campeonato Sudamericano de Clubes 1948: Vasco da Gama Campeón


Introducción


Vasco da Gama
La realización de una competencia internacional entre clubes de América del Sur fue una idea que se gestó con el tiempo. Es difícil atribuirle a una sola persona su creación. Sin embargo, sí se puede afirmar que hubo pilares fundamentales entre la dirigencia sudamericana.
Integrantes de la directiva del club Colo Colo de Chile, como su presidente Robinson Alvarez y quien presidiera la Confederación Sudamericana de Fútbol, Luis Valenzuela, también de nacionalidad chilena; buscaron plasmar la idea con la realización de un torneo sudamericano de fútbol con la participación de los campeones de las 10 federaciones adheridas a la CSF.



Finalmente se concretó un torneo que se disputó en Santiago de Chile y en el cual se presentaron: Vasco da Gama por Brasil, River Plate por Argentina, Colo Colo de Chile como local, organizador y además campéon chileno del 47; Nacional de Uruguay, Emelec de Ecuador, Litoral de Bolivia y Deportivo Municipal de Perú y sin presencia de equipos de Colombia, Paraguay y Venezuela.
Se jugó todos contra todos por sumatoria de puntos. Vasco da Gama que en su camino goleó a Nacional por 4 a 1 y empató 0 a 0 con River Plate (considerado en la época uno de los mejores equipos en el mundo), conquistó el título de campeón.

Parados: Augusto, Barbosa, Rafagnelli, Danilo, Jorge y Elí. Agachados: Djalma, Maneca, Friaça, Lelé y Chico. Vasco campeón 1948.

Vasco da Gama, Nacional y River Plate tenían en la década del 40, equipos que fueron considerardos de lo mejor en la historia particular de cada uno.                                                                                                 

Vasco da Gama que superó con amplitud a Nacional y se consagró campeón igualando con River Plate, era reconocido en Brasil como el equipo del momento. El paso del tiempo fue creando un halo de leyenda alrededor del equipo que quedó para siempre en el recuerdo como "O Expresso da Vitória".
Nacional por su parte, tenía junto a Peñarol la base del seleccionado uruguayo que lograría el histórico "Maracanazo" al arrebatarle la Copa del Mundo del 50 a la selección de Brasil.
River Plate estaba a punto de convertirse en "La Máquina", uno de los mejores equipos de su historia con una delantera sensacional.

Atilio García hizo una dupla inolvidable junto a Walter Gómez

Destacados de la Copa del 48


El primer partido del Sudamericano de Clubes del 48 lo jugaron el organizador, Colo Colo y Emelec de Ecuador, empatando 2 a 2.
- Nacional venció a River Plate 3-0, se podría asegurar que fue un partido entre los mejores equipos del mundo en aquella época.
- En los uruguayos jugaban entre otros, Atilio García y Walter Gómez, talvez sus dos mayores ídolos de todos los tiempos.

Friaça

- En Vasco da Gama hubo dos jugadores que se destacarían en la final del Mundial del 50. Uno el golero Barbosa, injusticiado durante mucho tiempo como el gran responsable por la derrota de Brasil ante los uruguayos. El otro sería Friaça, el delantero de Vasco da Gama fue el autor del primer gol de la final del 50, que finalizaría con la histórica victoria de Uruguay por 2 a 1.
- En River jugaban Moreno, Di Stéfano, Labruna y Lostau, algunos de los que inmortalizaron al equipo de los años 40 como "La Máquina".


Años después llegaría la Libertadores



Casi una década más tarde, tiempo en el cual Washington Cataldi presidente de Peñarol de Montevideo recorrió el continente buscando adeptos para concretar definitivamente un torneo anual como el realizado en Santiago en 1948, y después de un congreso en Buenos Aires en 1958, la idea tomó cuerpo.
Cataldi fue más lejos. Con gran visión comercial y considerando que el fútbol uruguayo se divide entre dos pasiones, propuso que clasificaran los campeones y los vicecampeones de cada país llevando a 20 clubes la cantidad de participantes. De todas formas, los primeras Copa Libertadores se puede decir que fueron en fase experimental. Como en el 48, hubo federaciones sin representantes en su comienzo.


Washington Cataldi


La aceptación por parte de Brasil y de Argentina -pese a que paradojalmente Uruguay, la otra potencia futbolística y política dentro de la CSF en aquellos años, se opusiera en el comienzo- resultó decisiva para que en 1960 y con el nombre de Copa de Campeones de América se diera el punta pié inicial a la mayor competencia de clubes continental y una de las más importantes en el mundo.