lunes, 7 de diciembre de 2015

Supercopa 1988: Racing Campeón

Racing Club de Avellaneda, campeón de la Supercopa de 1988.
Parados: Carlos Olarán, Miguel Colombatti, Gustavo Costas, Miguel A. Ludueña, Néstor Fabbri y Ubaldo Fillol.
Agachados: Carlos Vázquez, Walter Fernández, Jorge Acuña, Ruben Paz y Omar Catalán.

 La primera, año 1988

La Confederación Sudamericana de Fútbol buscaba desde hacía un tiempo otro torneo que resultase atractivo para sumar a las actividades anuales de clubes junto a la Copa Libertadores.
Fue así que en 1988 se jugó por primera vez una competencia entre todos los campeones del mayor torneo continental. En total 13 clubes tuvieron el derecho a disputarla: 6 de Argentina, 4 de Brasil, 2 de Uruguay y 1 de Paraguay.
En homenaje a quien fuera presidente de la FIFA tuvo como nombre oficial Copa "João Havelange" aunque quedó conocida popularmente como Supercopa.


Los 13 participantes de la Supercopa del 88

Forma de disputa

Como había sucedido en las primeras ediciones de la Copa Libertadores de América, la Supercopa también presentó un número impar de equipos participantes, lo que llevó a que Nacional de Montevideo pasase directamente a los cuartos de final.
Los 12 equipos restantes fueron alineados en llaves, debiéndose eliminar en partido de ida y vuelta. 

Los octavos de final

Las 6 llaves sorteadas determinó que quedaran integradas por Argentinos Juniors y Peñarol, Cruzeiro e Independiente, Flamengo y Estudiantes de La Plata, River Plate y Olimpia, Gremio y Boca Juniors y finalmente Santos y Racing.
La primera sorpresa la dio Argentinos Juniors al eliminar a Peñarol que venía de consagrarse campeón de la Libertadores el año anterior. Después de perder en Montevideo (1 a 0), el equipo del barrio Paternal en Buenos Aires se tomó revancha y derrotó 2 a 0 a los uruguayos, jugando de local en Caballito en el estadio de Ferro Carril Oeste. 
Cruzeiro no le dio chance al reconocido "Rey de Copas" y lo venció en los dos partidos, 2 a 1 en Avellaneda y 1 a 0 en el Mineirão. Como sucedió en la primera Libertadores, los argentinos fueron eliminados con dos derrotas.
Flamengo no tuvo mayor dificultad para dejar por el camino a Estudiantes de La Plata. El empate en la ciudad de las diagonales le permitió jugar con tranquilidad en Maracaná, goleando 3 a 0 y clasificando a los cuartos de final.
River Plate, que había perdido en Asunción con Olimpia por 2 a 0, logró una notable recuperación y jugando en el Monumental de Núñez goleó al equipo paraguayo 4 a 0.
Gremio, otros de los clasificados a los cuartos de final, debió en la revancha vencer a Boca Juniors por 2 a 0 ya que había perdido (1-0) en La Bombonera.
Finalmente, Racing jugó en Vila Belmiro con la ventaja de haber derrotado a Santos (2-0) en su estadio de Avellaneda y administrando el partido logró empatar 0 a 0 y obtener su pasaje a los cuartos de final.

Los cuartos de final

Nacional de Montevideo que en 1988 lograría por tercera vez en su historia alzar la Copa Libertadores, mostró su poderío venciendo categóricamente a Flamengo. Fue 3 a 0 en Montevideo y 2 a 0 en pleno Maracaná, reducto casi inexpugnable de los cariocas.
Cruzeiro volvió a vencer a un equipo argentino tanto en la ida como en la revancha. Su víctima fue Argentinos Juniors las dos veces por 1 a 0.
River Plate nuevamente mostró su fuerza jugando de local y revirtió la ventaja de un gol que Gremio había logrado en Porto Alegre. En el Monumental, los millonarios ganaron por 3 a 1.
Racing por sorteo pasó directamente a la fase semifinal. 

Las semifinales

El fixture determinó que en las semifinales hubiera un gran clásico argentino: River Plate y Racing debieron enfrentarse. En el estadio Juan Domingo Perón, Racing logró la victoria por 2 a 1 y en su visita a Núñez con el empate 1 a 1 clasificó a la final. 
Racing contaba con una defensa muy aguerrida, perfil que tuvo su técnico Alfio Basile en sus épocas de futbolista. Con un contragolpe veloz, se ajustó perfectamente a jugar de visitante lo que le facilitó llegar a la final.

Alfio Basile le dio alegrías a los hinchas de Racing
 como técnico y jugador

La otra semifinal fue muy reñida. Cruzeiro eliminó a Nacional por los goles marcados de visitante. En Montevideo fue triunfo uruguayo por 3 a 2. La revancha en el Mineirão terminó con victoria del equipo azul por 1 a 0 otorgándole el derecho a disputar el título de campeón con Racing.

La final

Racing llegaba a la final de la Supercopa con la pesada carga en la espalda de más de dos décadas de ostracismo. Del punto de vista emocional, quedarse con el título de campeón tenía un significado mayor para el aguerrido equipo argentino. Y una vez más, Racing supo adaptarse al formato de la competencia, ganando de local y cerrándose de visitante para conseguir empatar y alzar la copa.
En el cilindro de Avellaneda, los dirigidos por Basile con anotaciones de Walter Fernández y Miguel Angel Colombatti ganó 2 a 1, señalando Robson el gol visitante.
En Belo Horizonte, un gol del hasta ese momento casi desconocido Omar Catalán permitió el empate y la gloria del triunfo a los argentinos.





Destacados de la Supercopa del 88

Además de los grandes clubes que participaron, varios futbolistas de renombre jerarquizaron la competencia: el uruguayo Ruben Paz en Racing, Claudio Paul Caniggia en River Plate o Ricardo Bochini en Independiente por citar algunos buenos ejemplos.
-Flamengo tenía en su equipo a quien con el tiempo se volvería uno de los grandes ídolos de Brasil y futuro campeón mundial: Bebeto.

Bebeto, en la foto con Zico,
fue uno de los animadores de la Supercopa del 88 jugando en Flamengo

- Racing tenía en el arco a Ubaldo Matildo Fillol o el "Pato" como se lo conoció cariñosamente. Fillol fue el arquero de la selección argentina en 1978 cuando los albicelestes ganaran su primera Copa del Mundo.
- Tratándose de grandes arqueros se puede resaltar que el de Boca Juniors era Hugo Orlando Gatti y en Santos defendía el arco el uruguayo Rodolfo Rodríguez.
- El partido semifinal en el Mineirão entre Cruzeiro y Nacional tuvo la mayor cantidad de público hasta ese momento en la historia del club brasileño: casi 91.000 entradas vendidas.

Antonio Alzamendi junto a su compatriota de Nacional, Sergio Olivera,
fueron los goleadores con 4 cada uno

El campeón

En 1967, casi dos décadas en el pasado, Racing logró la mayor conquista de su historia cuando ganó la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental. Luego y hasta vencer la Supercopa del 88, vivió momentos difíciles al punto de perder la categoría en 1983 debiendo disputar la Segunda División del fútbol argentino.
Como en el 67, la figura emblemática de Alfio Basile, esta vez como director técnico, lo devolvió a los primeros lugares de la consideración pública. En la final ante Cruzeiro en el Mineirão, el equipo se integró con Fillol, Vázquez, Costas, Fabbri y Olarán; Acuña, Ludueña, Colombatti y Ruben Paz; Catalán y Fernández.



Fuentes de imágenes:

cadena3.com
youtube.com
.rivermillonarios.com.ar