lunes, 7 de diciembre de 2015

Copa Libertadores 1960: Peñarol Campeón

Peñarol, campeón de la Libertadores de 1960.
Parados: Luis Maidana, Walter Aguerre, Néstor Goncálves, Santiago Pino, William Martínez y Salvador.
Agachados: Luis Cubilla, Carlos Linazza, Juan Hohberg, Alberto Spencer y Carlos Borges.

El puntapié inicial


El 19 de abril de 1960 en el Estadio Centenario de Montevideo, Peñarol de Uruguay y Jorge Wilstermann de Bolivia pusieron en marcha el primer torneo continental oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol.
Peñarol ganó el partido con un amplio 7 a 1. Carlos Borges, jugador de los aurinegros, fue el autor del primer gol de la Copa.
Dos años antes, el secretario general de la UEFA, Henry Delaunay, había propuesto al presidente de la CSF -en el momento era el brasileño José Ramos de Freitas- una disputa entre los campeones de Europa y América, hecho que pesó favorablemente en la creación de una copa de clubes campeones en América del Sur.
Finalmente en marzo de 1959 en un congreso realizado en Buenos Aires se aprobó dar inicio a la competencia en 1960. Solamente Uruguay votó contra la realización del torneo, alegando interferencia con las competencias de selecciones, en las cuales se había destacado nítidamente desde los comienzos del siglo 20.

Apenas 7 participantes

Como en 1948, en ocasión del primer sudamericano de clubes ganado por Vasco da Gama y jugado en tierras chilenas, de las 10 federaciones de la CSF, apenas 7 tuvieron representantes. Ecuador con un incipiente profesionalismo sin campeón en la temporada, Perú cuyo campeón era Universitario de Lima y Venezuela que tenía apenas 5 clubes y 3 años de liga profesional con Deportivo Español como campeón, fueron los ausentes a la competencia.


San Lorenzo de Almagro de Argentina, Peñarol de Uruguay, Bahía de Brasil, Universidad de Chile, Millonarios de Colombia , Olimpia de Paraguay y Jorge Wilstermann entraron para la historia como los primeros clubes a competir en la Copa Libertadores de América, nombre que se le adjudicaría algún tiempo después ya que en ésta primera edición llevó el nombre de Copa de Campeones de América.

Bahía, campeón brasileño en 1959, fue el primer equipo de Brasil en la Libertadores


Forma de disputa

Se decidió que el formato del torneo fuese en partidos eliminatorios con 3 llaves, ya que debido al número impar, Olimpia se vio beneficiado y pasó directamente a los Cuartos de Final.
En una de ellas se enfrentaron San Lorenzo y Bahía (3-0 y 2-3), clasificando los argentinos, en otra Peñarol y Jorge Wilstermann (7-1 y 1-1), pasando los uruguayos y finalmente una llave entre Universidad de Chile y Millonarios que tuvo dos victorias de los colombianos (6-0 y 1-0).

San Lorenzo, campeón argentino que eliminó a Bahía


Las semifinales

Peñarol y San Lorenzo, sin dudas uno de los partidos más esperados de la Copa del 60, debieron jugar un partido de desempate luego de haber empatado la ida y la revancha (1-1 y 0-0), donde Peñarol lograría llegar a la final venciendo 2 a 1.
La otra semifinal la jugaron Olimpia y Millonarios. Tras un 0 a 0 en Bogotá, el equipo paraguayo apabulló al colombiano con una goleada de 5 a 1.

La final

Faltando diez minutos para terminar el partido de ida jugado en el Estadio Centenario en la capital uruguaya, el delantero ecuatoriano Alberto Pedro Spencer le dio el triunfo a los aurinegros y se consagraría además, como goleador de la Copa.

Alberto Pedro Spencer

Para la revancha en Asunción, los uruguayos llegaron en ventaja. Sin embargo, en menos de media hora de juego, Hipólito Recalde anotaba el gol que absorvía la ventaja condicionando el segundo tiempo a grandes emociones. Pero otra vez, a muy poco del final, Luis Alberto Cubilla empataría el encuentro dándole el título a Peñarol.
El partido quedó en el recuerdo como la "Batalla de Puerto Sajonia" por la dureza que tuvo el juego. Puerto Sajonia fue el nombre que llevó durante décadas hasta 1974 el hoy llamado Estadio Defensores del Chaco.

Destacados de la Copa del 60

Figuras emblemáticas como Néstor "Tito" Goncálves o talentos como los de Cubilla o Spencer fueron algunos de los grandes nombres que presentó la Copa. Pero no fueron los únicos.
En San Lorenzo de Almagro, el notable José Sanfilippo integraba el gran equipo campeón argentino del 59 y culminó siendo el vice-goleador con 4 tantos detrás de Spencer.
En Olimpia jugó la final contra Peñarol un futbolista que más tarde sería campeón con el equipo uruguayo: Juan Vicente Lezcano, transformado en ídolo de los simpatizantes aurinegros.

Juan Vicente Lezcano jugó la final por Olimpia,
luego pasaría a Peñarol y se consagraría campeón

Fuentes de imágenes:

digãofutebol.net
museodesanlorenzo.com.ar
inmortaisdofutebol.com
franjanegra.com