domingo, 15 de junio de 2014

Campeonato Sudamericano 1916: Uruguay Campeón


Uruguay campeón sudamericano de 1916



En el año 1916 por primera vez se realiza una competencia oficial entre selecciones del sur del continente americano. Con el pretexto de homenajear a la Argentina en el marco de los festejos del Centenario de la Independencia, el homenajeado junto a sus vecinos Uruguay, Chile y Brasil, se convocaron al primer Campeonato Sudamericano disputado en Buenos Aires, Argentina.

GEBA, el anfitrión


Las instalaciones deportivas del club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, en el porteño barrio de Palermo, sirvieron como escenario para la disputa de los partidos del Sudamericano del 16.
Allí se realizaron todos los encuentros, a excepción de 85 minutos del partido entre Argentina y Uruguay que se terminó de jugar en el antiguo estadio de madera del Racing Club de Avellaneda. Diversas investigaciones históricas consultadas por Fútbol en América señalan que el público tuvo presencia numerosa en cada uno de los partidos, a un promedio de 15.000 espectadores.

Todos contra todos


El Sudamericano de 1916 se resumió en su forma de disputa a un cuadrangular, consagrándose campeón aquel equipo que sumase más puntos.


Un partido en dos días y en dos canchas

Uruguay ganó en forma invicta la competencia con el empate ante Argentina, en un partido que tuvo características especiales.
A los cinco minutos de juego, relatan las crónicas que se registraron una serie de discusiones y agresiones por parte de los futbolistas de ambos equipos. Motivo por el cual el partido fue suspendido por el árbitro chileno Carlos Fanta.
Al día siguiente, ya con los ánimos controlados, el resto del encuentro se desarrolló con un cambio de cancha. De la de Gimnasia de Buenos Aires se trasladó al estadio del Racing Club, en Avellaneda, donde actualmente se erige el estadio Juan Domingo Perón, popularizado con el mote de "El Cilindro de Avellaneda".

El campeón


José Piendibene, el uruguayo hizo
el primer gol del Sudamericano
Con Alfredo Folgino como director ténico y futbolista, Uruguay contó con varios jugadores que se convirtieron en leyenda de un fútbol lleno de grandes historias. José Piendibene fue quien marcó el primer gol de la actual Copa América, fue ante Chile cuando faltaba un minuto para el cierre del primer tiempo.
Para el gran clásico del Río de la Plata que le otorgaría el título de campeón a la Celeste, Foglino dispuso en el campo de juego de Cayetano Saporiti como golero, Alfredo Zibecchi, Manuel Varela, José Tognola, Isabelino Gradín, el propio Alfredo Foglino, Juan Delgado, Pascual Somma, José Piendibene, Rodolfo Marán y Miguel Benincasa.


Isabelino Gradín de Uruguay con 3 goles
 fue el máximo anotador del Sudamericano de 1916