jueves, 2 de octubre de 2014

Hazañas Futboleras: Copa de Brasil 2004 Santo André Campeón

En Maracaná y ante Flamengo



A finales de la década del 60 surge entre algunos ciudadanos de Santo André -ciudad del Estado de San Pablo, Brasil- la necesidad de tener un club de fútbol capaz de rivalizar contra encumbrados rivales dentro del estado. En una palabra, el objetivo era poner un club dentro del Campeonato Paulista de Primera División, el más importante de los campeonatos estaduales brasileños.
En el año 1974 es fundado entonces el Esporte Clube Santo André. Pasaron 10 años para que el club escalara los peldaños de los torneos de ascenso hasta llegar a la Primera División Paulista. En su primera incursión terminó en la décima posición, cumpliendo con sus metas de afirmarse en la categoría.

Copa de Brasil 2004

30 años para alcanzar la gloria

Plantel de Santo André, campeón de la Copa de Brasil 2004.


En el año 2004 Santo André entró a la Copa de Brasil como representante del Estado de San Pablo y talvez ni el más soñador de sus seguidores pudo imaginarse del sorprendente descenlace de la competencia.
En la Primera Ronda Eliminatoria, el "Ramalhão" -apodo del club en homenaje a João Ramalho- aplastó a su oponente al vencer a Horizonte del Estado de Ceará por 5-0 en calidad de visitante. Como el reglamento ,aún hoy vigente, elimina la revancha en el caso que el visitante logre ganar por dos o más goles, Santo André siguió camino a la Segunda Ronda, ya en el primer partido.

Atlético Mineiro, primer grande por el camino

Después de la facilidad encontrada en la Primera Ronda, Santo André se vio ante una dura prueba. Esta vez su rival sería Atlético Mineiro que entre otras cosas tiene el orgullo de ser el primer campeón brasileño en el año 1971, año de creación del Campeonato Brasileño de Primera División.

Estadio Bruno José Daniel
Jugando de local en su estadio, llamado Bruno José Daniel en homenaje a un ex-prefecto de la ciudad, el Ramalhão sorprendió al Atlético: con goles de Jean Carlos, Edmílson y Dedimar; goleó por 3-0, construyendo una buena ventaja para la revancha.
Atlético, haciendo valer su condición de local ,puso a Santo André bajo una continua presión. Presión que no dio todos los frutos necesarios, el equipo de Belo Horizonte ganó por 2 a 0 pero no le fue suficiente para emparejar el resultado del partido de ida.

Estrategia vencedora

Péricles Chamusca
Es difícil precisar si el entrenador del Santo André, Péricles Chamusca, planeó una estrategia para avanzar en la Copa consistente en consguir buenos resultados de visitante, de preferencia marcando goles, para después jugando de local hacer prevalecer su buen sistema defensivo y su agudo contra-ataque. Pero fue lo que ocurrió.
Tras eliminar al Atlético Mineiro, los octavos de final de la Copa le proporcionaría un rival en apariencia menos encumbrado, aunque de tradición y cierta rivalidad por ser del mismo Estado de San Pablo: Guaraní de la ciudad de Campinas.
La estrategia volvió a darle buenos resultados. El empate 1-1 de visitante le permitió através del reglamento, clasificar a los cuartos de final con un simple empate de 0-0. Santo André hizo valer su gol en Campinas.

Hazaña ante Palmeiras!, segundo grande afuera

A Santo André le tocó en cuartos de final enfrentar a Palmeiras, un grande del Estado de San Pablo y de Brasil, y una vez más la estrategia volvió a funcionar...sólo que de manera insospechada...
El partido de ida culminó con un empate de 3 a 3 de manera espectacular.

Sandro Gaúcho en uno de sus festejos
Palmeiras tenía todo para vencer: la opinión favorable de la cátedra deportiva ubicándolo como neto favorito, los tres goles de visitante y su Estadio, el Parque Antártica, tomado por su propia hinchada frente a un pequeño número de "torcedores" del Ramalhão.
El delantero del Santo André, Sandro Gaúcho, asustó a los seguidores de Palmeiras apenas con 12 minutos de juego, señalando el primer gol del partido. La reacción no se hizo esperar y el local apenas 6 minutos más tarde ya ganaba por 2-1. Pero Santo André no se amilanó y a los 20 minutos un gol de Osmar estableció el empate en 2 a 2. Antes del final del primer tiempo, Palmeiras logró ponerse nuevamente adelante en el marcador.
El lateral derecho Baiano había llevado al "Verdão" al vestuario en ventaja y cuando Vágner Love faltando poco más de 20 minutos para el final del encuentro anotó el 4-2, la suerte del Ramalhão pareció sentenciada. Sin embargo y a pesar del resultado adverso, el equipo dirigido por Péricles Chamusca no se entregó. Siguió jugando su fútbol práctico y fue atrás de la hazaña. Lo imprevisilbe sucedió...
Faltando poco más de 10 minutos para el final, Sandro Gaúcho volvió a convertir en gol una jugada de ataque de su equipo, poniendo incertidumbre a la definición. Diez minutos que lo separarian de la eliminación o la hazaña.
Tássio, volante ofensivo que había ingresado por Elvis en el transcurso del juego, se transformó en héroe. En el último minuto logró el gol  soñado y festejado por el pequeño grupo de hinchas del Santo André.

Sorpresas en las Semifinales

Flamengo y Vitória de Bahía jugando una semifinal no causaría sorpresa alguna para los futboleros brasileños y el periodismo deportivo. Pero que Santo André y el modesto XV de Noviembre de la ciudad de Campo Bom -en el interior del Estado de Río Grande del Sur- lo hicieran, sí.

Mano Menezes
XV de Noviembre, en una campaña tan fantástica como la de Santo André, llegaba a la instancia conducido por un desconocido hasta ese momento: Mano Menezes. Con el tiempo, Mano llegó a dirigir a la selección de Brasil en un trabajo que luego continuó Luis Felipe Scolari (Felipão) con vistas al Mundial de Fútbol de 2014.
Para la semifinal, Santo André cambió su estadio por el Pacaembú para jugar de locatario ante el XV de Noviembre. El partido fue de alto voltaje emotivo, algo que el Ramalhão parecía ya estar acostumbrado. El equipo del sur de Brasil llegó a ponerse 4 a 1 en el resultado que haría casi impensada una reacción del rival. Sin embargo, Santo André repitió su condición de no entregarse jamás a la adversidad y al menos logró reducir la desventaja a 4 a 3.
En el pequeño estadio Sady Arlindo Schmidt de Campo Bom, Santo André fiel a su estilo heroico, volvió a comenzar perdiendo y una vez más se vio frente al desafío de revertir un resultado adverso. Y también una vez más lo logró.
Después que Tiago Belmonte pusiera adelante en el placar al local, Santo André consiguió marcar los tres goles que necesitaba para acceder a la gran final. El inspirado goleador Sandro Gaúcho en dos oportunidades y Makanaki llevaron al Ramalhão a enfrentar al equipo más popular de Brasil: Flamengo.

Maracanazo!

Flamengo, el club de más seguidores en Brasil, tenía un doble objetivo en la Copa; sumar un nuevo título nacional y clasificar a la Copa Libertadores de América, cupo que se le garantizaba al campeón de la Copa de Brasil.
De nuevo a Santo André le tocó ser el anfitrión en el partido de ida. Había quedado establecido que la revancha y consecuentemente el cierre de la Copa se desarrollaría en el estadio de Maracaná.
Después del juego realizado en San Pablo, Flamengo al igual que sus antecesores, salió confiado que el empate 2-2 con que finalizaría el encuentro, le proporcionaría una ventaja difícil de ser sostenida por el pequeño Santo André en pleno templo del fútbol mundial.

Flamengo - Santo André en Maracaná
Como le había sucedido prácticamente en toda la Copa, el equipo paulista debió enfrentar grandes obstáculos. Siendo el mayor talvez, la presión ejercida por más de 70.000 flamenguistas que colmaron el estadio de Maracaná.
Péricles Chamusca dispuso para la finalísima que los once jugadores del Santo André fueran el golero Julio César, Alex, Gabriel y Dedimar; Nelsinho, Dirceu, Ramalho, Elvis y Romerito; Sandro Gaúcho y Osmar. Una disposición táctica de 3-5-2 que envolvió futbolísticamente al Flamengo del técnico Abel Braga.
Con dos rápidas estocadas, la primera recién iniciado el segundo tiempo por intermedio, una vez más, de Sandro Gaúcho y la segunda ya promediando la etapa complementaria através de Elvis, Santo André conquistó la mayor proeza de su historia: un Maracanazo y ante el más grande de Brasil.




Fuentes de consulta:

Revista Placar
Esporte Clube Santo André