jueves, 5 de marzo de 2015

Campeonato Sudamericano 1925: Argentina Campeón


Selección Argentina, campeón de 1925

Sumergido en conflictos internos, Uruguay, el gran dominador del Campeonato Sudamericano en sus primeros años, decidió no participar de la competencia que una vez más tendría a Buenos Aires como sede. De hecho, además de los uruguayos, los chilenos desanimados por sus malos resultados de las veces anteriores también abandonaron la idea de competir en el Campeonato Sudamericano de 1925. Finalmente, Perú, el otro asociado en la época a la Confederación Sudamericana de Fútbol, no presentó equipo.
Fue así que apenas Argentina, Brasil y Paraguay disputaron el título de campeón, con la variante en relación a otros años que por el reducido número de participantes el torneo se jugó todos contra todos a dos ruedas.

La Boca y Barracas


Antiguo estadio de Boca Juniors,
en las intersección de las calles Brandsen y Del Crucero.


Para la realización de los partidos la organización dispuso de los estadios de los clubes Boca Juniors y Sportivo Barracas. Boca todavía no había construído La Bombonera que recién se inauguró en 1940. Antes, los xeneizes jugaron en varias canchas del barrio y posteriormente en una propia en la calle Ministro Brin. En 1925, el club inauguró un nuevo estadio de tablones de madera con capacidad para 25.000 personas, elegido para los encuentros del Sudamericano.

Estadio de Sportivo Barracas
El otro estadio utilizado para el torneo fue el del club Sportivo Barracas que ya había sido sede en otra oportunidad en que Argentina organizó el evento. En 1921 había sido sede única y en la edición de 1925 sirvió para la disputa de dos encuentros.

Argentina con goleada clásica


Tanto Argentina como Brasil no tuvieron mayores problemas para imponerse sobre la selección de Paraguay en cada uno de los dos encuentros. La definición del título puede decirse que se anticipó al final de la competencia. De hecho, la victoria con goleada de Argentina sobre Brasil por 4-1 se hizo imposible de descontar por parte del visitante. Luego que Nilo abriera el marcador para los brasileños, Manuel Seoane consiguió empatar antes del final del primer tiempo.
En el segundo, Seoane lleno de inspiración anotó dos veces más y Alfredo Garassini selló el triunfo albiceleste.
En el partido revancha del gran clásico sudamericano, Brasil insinuó una hazañosa reacción. Con goles de Friedenreich y Nilo sobre la media hora del primer tiempo, el equipo entrenado por el uruguayo Ramón Platero sacó una ventaja de 2-0.

Manuel Seoane,
goleador del Sudamericano del 25 con 6 goles
Platero dirigió a varios clubes de Brasil en la época y había ganado mucho prestigio en Río de Janeiro por sus trabajos en Flamengo, Fluminense y Vasco da Gama. Campeón con Uruguay en el Sudamericano de 1917, fue elegido para dirigir a la selección "canarito".
Argentina pudo descontar por intermedio de Antonio Cerrotti minutos antes del final de la primera parte. En el segundo tiempo, la presión de los argentinos tuvo resultado sobre los 10 minutos cuando nuevamente el goleador Manuel Seoane llegó al fondo del arco brasileño. Con el 2-2 mantenido hasta los 90', Argentina sumó una nueva conquista: Campeón Sudamericano de 1925.

El equipo argentino, con la dirección técnica de Américo Tesorieri, enfrentó a Brasil en el último partido del campeonato con el propio Tesorieri en el arco; Ludovico Bodoglio y Ramón Muttis; Ángel Médici, Luis Vaccaro y Mario Fortunato; Domingo Tarasconi, Antonio Cerrotti, Alejandro de los Santos, Manuel Seoane y Juan Bianchi.

Selección de Brasil de 1925

Fuentes de consultas:

rsssf.com sobre documento de Martín Tabeira
sportivobarracas.com.ar