jueves, 26 de marzo de 2015

Talentosos y Aguerridos: Alberto Spencer Ecuador


Nacido en Ancón, en la provincia de Santa Elena, Ecuador; Alberto Pedro Spencer es uno de los mejores futbolistas surgidos del continente americano. Alguna vez, Spencer fue comparado a Pelé y durante los años 60 se lo consideró detrás del brasileño como al mejor futbolista de Sudamérica. Notable cabeceador, centrodelantero fuerte y con exquista técnica, comenzó su carrera en su país pero fue en Uruguay donde trascendió a la fama.

El Everest lo catapultó


Escudo del Everest
Convidado por su hermano Marcos Spencer, Alberto aceptó jugar al inicio de su carrera en el club Everest de la ciudad de Guayaquil a mediados de los años 50. Everest por esa época comenzaba a destacarse dentro del fútbol de Ecuador y luciendo sus colores fue que marcó el primer gol de su trayectoria ante el club 9 de Octubre.
Sin embargo, el club sólo alcanzaría el título de campeón de la Primera División de Ecuador cuando Alberto Spencer ya había sido transferido a Peñarol de Uruguay.



Gloria en Uruguay


En 1959 integrando la selección de su país en el Campeonato Sudamericano Extra disputado en Ecuador, llamó la atención por la calidad de su juego a Peñarol de Montevideo. El club uruguayo resolvió su contratación y de esa manera Spencer comenzaría a escribir su historia de crack del fútbol sudamericano y mundial.
En el club de la ciudad de Montevideo cosechó una gran cantidad de títulos. Fue 3 veces campeón de la Copa Libertadores de América en los años 1960, 61 y 66. Ganó con los aurinegros la Copa Intercontinental en dos ocasiones, derrotando en la final del 61 al Benfica de Portugal y en la del 66 al poderoso Real Madrid.
Además, Spencer se consagró 7 veces como campeón uruguayo y en 4 de ellas fue el máximo artillero del Campeonato Uruguayo.

Un histórico de la Libertadores


A sus conquistas con Peñarol, el ecuatoriano le agregó una impresionante cifra de goles que lo mantienen en el actualidad como el mayor goleador de la más importante competencia de clubes organizada por la Confederación Sudamericana de Fútbol. En total, Spencer marcó 54 goles.

Pelé y Spencer en encuentro
entre Santos y Peñarol por la Libertadores

Jugando por los uruguayos sostuvo encuentros memorables en una época dorada de Peñarol: en 1961 disputó la final de la Libertadores con el gran Palmeiras de Brasil, año en que también ganó la Intercontinental ante el Benfica que dominaba Europa; en el 62 perdíó la final con el Santos de Pelé en partidos que quedaron en el recuerdo por siempre.En el 66 fue protagonista fundamental de la épica final ganada por Peñarol ante River Plate de Argentina en el marco de la Libertadores y del histórico triunfo sobre el Real Madrid por la Copa Intercontinental.

Jugó por Ecuador pero vistió la Celeste


Spencer con los colores del Barcelona
El fútbol ecuatoriano en tiempos de Spencer no lograba destacarse a nivel internacional. Aparecía siempre como de los exponentes más débiles de América del Sur y sus clubes y selecciones generalmente eran goleados por los poderosos de Uruguay, Argentina y Brasil. Spencer defendió a su selección y a pesar de la fragilidad de sus equipos logró trascender.Vistiendo la Celeste señaló un gol en un amistoso en Wembley ante Inglaterra.


Se retiró en el Barcelona, fue DT y Cónsul


Spencer, Cónsul en Uruguay
Con 33 años Spencer decidió volver a su país para jugar un año en el Barcelona de la ciudad de Guayaquil. Con el equipo ecuatoriano se retiró como campeón nacional de 1971.
Poco tiempo después a su retiro como futbolista profesional, Spencer emprendió la carrera de director técnico. Realizó tareas de entrenador en varios clubes de su país y también en Liverpool y Huracán Buceo de Uruguay. En 1982 hizo su último trabajo en el Guaraní de Paraguay.
Alberto Spencer recibió varios títulos y reconocimentos no sólo por parte del fútbol. Por decisión del Gobierno Nacional fue nombrado Cónsul Honorario de Ecuador en Montevideo, capital de la República Oriental del Uruguay.