domingo, 6 de julio de 2014

Campeonato Sudamericano 1919: Brasil Campeón


Brasil campeón Sudamericano 1919

La Gripe Española


1918 fue un año difícil de olvidar para la humanidad. Una pandemia de Influenza o Gripe Española azotó a los cinco continentes alcanzando un número escalofriante de muertos. Sin datos precisos, se estima que en el primer año hubo entre 50 y 100 millones de fallecidos. La epidemia mundial se extendió prácticamente hasta 1920, motivo por el cual no hubo competencias deportivas.
La Copa América, como se conoce en la actualidad al Campeonato Sudamericano, necesitó ser suspendida luego de ser realizada en Argentina y Uruguay.

Diario El Demócrata de 1918

Fútbol a pesar de la Gripe

La delicada situación mundial no le impidó a los brasileños de tener la disputa del Campeonato Sudamericano un año más tarde en tierras cariocas. Brasil, Uruguay, Argentina y Chile acordaron jugarlo, eligiéndose Río de Janeiro como sede y el estadio del club Fluminense como palco de los juegos.

Estadio Das Laranjeiras de propiedad del Fluminense

Brasil festejó su primer título


- Contando con un gran apoyo popular, el equipo de Brasil apabulló a Chile en el partido inaugural con una destacada participación de Friedenreich que anotó tres goles.
- Tras vencer el clásico del Río de la Plata, Uruguay enfrentó a Chile en un partido que tuvo un trágico descenlace. Roberto Chery, arquero uruguayo de Peñarol de Montevideo, falleció pocos días más tarde debido al estallido de una hernia producto de un pelotazo.
- El partido que le valió el título de campeón a Brasil sólo se decidió después de una alargue de cuatro tiempos de 15 minutos, totalizando 2 horas y media de juego, en un verdadero récord de duración.




Neco evita el tricampeonato Celeste


Roberto Chery
Tres días después de haber empatado heroicamente ante Uruguay en 2 a 2, Brasil volvió a tener la chance en el partido de desempate de festejar junto a un público fervoroso que acompañó al equipo.
Antes, el equipo brasileño tuvo que esmerarse para alcanzar un empate que evitó que los celestes cosecharan el tercer título de campeón consecutivo. Isabelino Gradín y Carlos Scarone habían puesto en ventaja a los uruguayos pero Neco, uno de los héroes brasileños del Sudamericano del 19, marcó dos goles y obligó a la realización de un nuevo enfrentamiento.



Maratónica Final

Imágen del partido final
La paridad entre brasileños y uruguayos tuvo una manera muy particular de ser interrumpida. El reglamento establecía que una vez finalizados los 90 minutos de juego con resultado de empate, deberían jugarse tiempos suplementarios de 15 minutos, tantos como fuera necesario.
Brasil y Uruguay precisaron de cuatro extenuantes prorrogaciones hasta que Arthur Friedenreich logró anotar par los locales. Pudo así quebrar la hegemonía uruguaya y le otorgó por primera vez el título de campeon Sudamericano a Brasil.
Ese día, Brasil dirigido por Haroldo Domingues, formó con Marcos; Píndaro y Bianco; Sérgio, Amílcar y Fortes; Mílton, Neco, Friedenreich, Heitor y Arnaldo.


Friedenreich el primer ídolo


Arthur Friedenreich se erigió junto a su compatriota Neco como los máximos anotadores del Sudamericano del 19, señalando ambos 4 goles.
Friedenreich que era apodado de "Tigre" o de "Fried", tuvo el honor de anotar además, el gol que le permitió a Brasil ganar el campeonato. Nacido en San Pablo se convirtió en el ídolo de su país en tiempos de fútbol amateur. Su retiro del fútbol coincidió con el advenimiento del profesionalismo. Friedenreich era opositor al nuevo régimen por lo que recusó una propuesta del club Flamengo para continuar jugando y abandonó la práctica activa.




Fuentes de consultas:

scielo.org.mx
Revista Placar