jueves, 23 de octubre de 2014

Campeonato Sudamericano 1923: Uruguay Campeón


Uruguay campeón Sudamericano de 1923


Apenas interrumpido por la epidemia de gripe española en 1918, el Campeonato Sudamericano de Fútbol (hoy Copa América) llegó a su séptima realización. Uruguay volvió a ser sede de la competencia en 1923 con la presencia además, de Argentina, Brasil y Paraguay. Chile que había participado en las veces anteriores no lo hizo en la ocasión, quedando el campeonato reducido a un cuadrangular, con un sistema de todos contra todos y consagrando al campeón por mayor cantidad de puntos obtenidos.

El Parque Central fue la sede


El viejo Parque Central ubicado en una zona céntrica
de Montevideo, capital de Uruguay

Propiedad del Club Nacional de Fútbol, el Parque Central fue la casa escogida para la realización de los partidos del Sudamericano del 23. Años más tarde, el estadio sería también palco de algunos encuentros del primer Mundial de Fútbol en 1930. Hoy, totalmente renovado y rebautizado "Gran Parque Central", es uno de los mayores estadios del país.

Selecciones debilitadas

El Campeonato Sudamericano desde un comienzo fue un éxito de público. La competencia llamó a grandes concurrencias que ejemplarizan el interés de los futboleros. Sin embargo, ese interés no siempre fue correspondido por las federaciones, en ocasiones por luchas intestinas, en otras por desorganización.
En 1923, Argentina y Brasil presentaron selecciones que no representaban el poderío real de ambos países en el fútbol. Por ejemplo, Argentina no contó con los principales jugadores de los equipos llamados grandes a excepción de Boca Juniors. Básicamente fue una selección de Rosario con algunos refuerzos.


Selección de Brasil de 1923
(foto extractada de "Baú do Futebol")


Brasil por su parte, no estaba en buenas relaciones con sus pares uruguayos por el abandono del año anterior protagonizado por la selección celeste, inconformados con decisiones arbitrales que los habrían perjudicado. La decisión de participar por parte de Brasil encendió varias polémicas pero al final, con intención de templar los ánimos, Brasil presentó un equipo con futbolistas de Río de Janeiro y Salvador, capital de Bahía.

Tres victorias Celestes


Argentina en emotivo encuentro

El campeonato comenzó con un emotivo encuentro entre Argentina y Paraguay. Gerardo Rivas puso en ventaja a los guaraníes y pocos minutos después, Blas Saruppo empató para los albicelestes. Agustín Zelada volvió a adelantar en el marcador a Paraguay pero sobrevino una nueva igualdad al anotar el delantero argentino Vicente Aguirre. Pasaron apenas dos minutos cuando Luis Fretes puso a la albirroja 3-2. Sin embargo, todavía quedaba media hora de juego; tiempo suficiente para que Vicente Aguirre se convirtiera en héroe. Aguirre marcó dos nuevos goles para estampar el 4-3 en el placar del Parque Central.

Uruguay con trabajo

Cinco días más tarde Paraguay volvió a la cancha, esta vez para enfrentar al dueño de casa; principal favorito para quedarse con el título de campeón.
Pasados los 10 minutos, Héctor Scarone estableció el 1-0 en favor de los uruguayos. Después, Paraguay opuso una gran resistencia que sólo volvió a ser quebrada a falta de dos minutos para terminar el partido. Pedro Petrone fue el autor del gol que confirmó el debut con victoria de la Celeste.

Gran triunfo guaraní

Pasó una semana y los guaraníes ingresaron por tercera vez al campo de juego del Parque Central. Paraguay, que ya había dado bastante trabajo a argentinos y uruguayos, logró quizás, uno de sus primeros grandes triunfos. Con un gol de Ildefonso López, la albirroja se impuso a la selección de Brasil por 1-0.




Nilo, autor de los dos goles de Brasil,
era jugador de Botafogo
Argentina en el clásico ante Brasil

Llegó entonces el día del primer clásico del Sudamericano de 1923. Argentina y Brasil tuvieron un inicio de partido electrizante. Con 11 minutos Cesáreo Onzari señaló el primer gol para los albicelestes. A los 15, Nilo marcó el empate 1-1. Recién en el segundo tiempo y sobre el cuarto de hora final llegó el tanto de la victoria para Argentina, convertido por Blas Saruppo.
Con los dos puntos sumados, la selección albiceleste dirigida por Angel Vázquez llegó a 4 puntos poniendo presión sobre los uruguayos, obligados a ganarle a Brasil y a los propios argentinos.


Inicio de un gran rivalidad

Uruguay y Brasil, ya por esos años, comenzaban a gestar una gran rivalidad que luego se extendería por el tiempo através de notables e históricos encuentros entre las selecciones de ambos países. El Sudamericano de 1922 además, había caldeado los ánimos, principalmente entre los uruguayos. Brasil se presentó ante una gran adversidad, no solamente por la presión del público uruguayo, sino también por la calidad de la selección Celeste, que establecía la base del equipo que al año siguiente, en 1924, obtendría la medalla de oro de los Juegos Olímpicos.


Pedro "El Vasco" Cea
Con todo para ganar, Uruguay sólo logro ponerse en ventaja en el segundo tiempo con un gol de Pedro Petrone. Pero el valiente equipo brasileño empató cuando apenas habían pasado tres minutos del gol uruguayo. Nilo, que ya había marcado ante Argentina, volvió a anotar y estableció el empate en 1-1.
La presión uruguaya se hizo intensa sobre el arco custodiado por Nelson y faltando 15 minutos para terminar el partido, Uruguay llegó a su segundo gol. Pedro Cea, legendario delantero del club Nacional de Montevideo, desequilibró en favor de los celestes.



Clásico del Río de la Plata y otro título Celeste


Pedro "Perucho" Petrone
Pedro Petrone, surgido en el legendario equipo uruguayo Charley -ya desaparecido-, fue de los grandes protagonistas que tuvo la selección uruguaya en el Sudamericano de 1923. Fue uno de los artilleros del campeonato junto al argentino Aguirre, ambos con tres goles. En el partido final ante los argentinos tuvo un papel preponderante al anotar el primer gol de Uruguay poco antes de la media hora de juego. Los locales conservaron la ventaja prácticamente hasta el final del encuentro. Cuando faltaban dos minutos, un contragolpe le permitió a Pascual Somma sellar el triunfo uruguayo y alcanzar la cuarta conquista del Campeonato Sudamericano desde su creación en 1916 por parte de la Celeste.


El campeón

El Gran Parque Central fue sede del Sudamericano de 1923.
El estadio fue remodelado en varias etapas. La foto
corresponde a su aspecto en 2014.

El seleccionado uruguayo tuvo como director técnico a Leonardo De Lucca. Para el partido consagratoria ante Argentina, De Lucca eligió al siguiente equipo: Pedro Casella; José Nasazzi y Fermín Uriarte; José Leandro Andrade, José Vidal y Alfredo Ghierra; Ladislao Pérez, Héctor Scarone, Pedro Cea, Pedro Petrone y Pascual Somma. La base del equipo uruguayo fue constituída con futbolistas de Nacional en su mayoría, además de clubes como Lito, Bella Vista y Belgrano.


Fuentes de consulta:

rssf.com (documento creado por Martín Tabeira)
nacional.com.uy