jueves, 2 de octubre de 2014

Hazañas Futboleras: Everest Campeón Ecuatoriano 1962


Everest 1962


Fundado en 1931, el Club Deportivo Everest ganó más notoriedad por regalarle al fútbol uno de los mejores delanteros sudamericanos de la historia que por sus propios logros.


La cuna de Spencer

Alberto Spencer
De hecho, Everest de la ciudad de Guayaquil en Ecuador, es el club que reveló a Alberto Pedro Spencer. El delantero se transifirió, posteriormente a su inicio en Everest, al Peñarol de Montevideo donde protagonizaría una carrera notable, consagrándose campeón de la Copa Libertadores y de la Copa Intercontinental, siendo además el mayor goleador del más importante torneo de clubes de América del Sur.
En el club ecuatoriano, Spencer comandó el ataque junto al argentino Horacio "El Tanque" Romero, formando una dupla recordada hasta en la actualidad. Sin embargo, Spencer ya no formaba parte del club cuando el equipo "de la Montaña", como se lo conoce popularmente a Everest, alcanzó el mayor título de su historia: campeón ecuatoriano de Primera División.

El salto a la consideración
En 1960 Everest se anunciaba en el novel profesionalismo del fútbol ecuatoriano como campeón de Guayaquil. De nuevo status, Everest pasó a disputar el Campeonato de Primera Divisón, profesional y de carácter nacional.

Mariano Larraz
Mariano Larraz, argentino de nacimiento, había construído su carrera de futbolista en tierras ecuatorianas. En 1962, ya en el cargo de entrenador de fútbol, sería el encargado de dirigir al equipo que entraría en la historia grande del fútbol del país sudamericano.
Larraz ya había logrado reconocimiento de los especialistas por su trabajo en Emelec, club con el cual había conquistado el título de campeón nacional.
Con Everest tendría la difícil misión de desbancar a los habituales vencedores de los torneos de Ecuador. Comunmente, los títulos hasta el día de hoy se reparten entre Barcelona, Emelec, Liga Deportiva Universitaria de Quito y El Nacional.


El equipo

Hugo Mejía
El técnico argentino fortaleció al "Equipo de la Montaña" con una columna vertebral basada en el arquero Hugo Mejía, el argentino Romero y el delantero Gando. Y si bien Alberto Spencer ya estaba en Peñarol, al equipo titular lo integraba uno de sus hermanos: Jorge, que jugaba de defensa central y que fuera figura relevante en la campaña del campeón.
Mejía, apodado "El Suicida", tuvo un rol fundamental a lo largo del torneo y principalmente en el partido decisivo ante Barcelona. Mejía sería considerado por la prensa especializada como el mejor jugador del campeonato.


La consagración

El Campeonato Ecuatoriano de 1962 reunió equipos únicamente de Guayaquil y Quito. La forma de disputa fue bastante particular.
Los equipos de una misma organización no jugaron entre sí. El campeonato no tuvo encuentros ni entre equipos de Guayaquil ni entre equipos de Quito. Solamente hubo partidos entre los clubes de Guayaquil contra los de la capital ecuatoriana.
Everest y Barcelona culminaron sus enfrentamientos con los equipos quiteños de forma invicta. Ambos con apenas dos empates y consecuentemente con la misma cantidad de puntos.
La ventaja, Everest la obtuvo en el saldo de goles, 19 a favor y 5 en contra con saldo 14, ante los 20 a favor y 7 en contra con saldo 13 del Barcelona. Una ventaja exigua pero decisiva para el partido de desempate entre ambos equipos. De no haber un ganador, Everest se consagraría campeón por tener la mejor campaña.
En la final, Barcelona salió en ventaja con gol del goleador del torneo, Iris de Jesús López que señaló 9. El gol de la gloria llegaría en los minutos finales por intermedio del volante Galo Pinto.
Con el empate 1-1, Everest se consagró como campeón ecuatoriano de forma invicta y rompiendo la hegemonía de los grandes clubes de Guayaquil y Quito.


Equipo de Everest de 1981, último año en Primera División

Fuentes de consulta:

especiales.eluniverso.com